El Consejero de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, participa en Mérida junto a más de 150 empresas, investigadores y organizaciones en el primer encuentro sectorial celebrado en Extremadura para impulsar la transferencia de conocimiento e innovación en bioeconomía entre empresas y centros de investigación, debatir sobre la transición hacia un modelo económico verde y sostenible, y dar a conocer los instrumentos financieros en I+D+i disponibles para conseguirlo

Navarro ha destacado la importancia de establecer y consolidar la conexión entre todos los agentes clave en Bioeconomía y de la innovación “en las formas de producir, tanto en el campo y la ganadería, como en la industria. Debemos ser eficientes en el aprovechamiento de recursos y el uso de la energía, y debemos trasladar esto a toda la sociedad”, ha dicho.

El consejero ha recordado que la Junta de Extremadura trabaja actualmente en la estrategia Extremadura 2030, afirmando que “debemos bajar al terreno de lo concreto, que en Extremadura se traduce en aprovechar nuestra agroindustria, nuestros recursos forestales, para madera, energía o biomasa; la que viene no sólo de nuestros montes, sino de nuestras explotaciones agrícolas”.

Así, y para Navarro, el I Encuentro Sectorial sobre Bioeconomía en Extremadura sirve para “conectar al sector productivo con los centros de investigación”, ya que, ha dicho, “generar conocimiento es la única manera que tenemos de afrontar el reto global de la bioeconomía.”

Por su parte, el secretario general de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Junta de Extremadura, Jesús Alonso, ha subrayado durante la inauguración del encuentro los recursos con los que cuenta Extremadura para afrontar los retos globales en materia de Bioconomía, ya que, ha asegurado, “nuestro Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación está preparado para asumir los retos que se van a debatir aquí. Los programas de ayudas regionales  a la I+D+i que hemos puesto en marcha, meticulosamente orientados a nuestras áreas prioritarias de especialización y plenamente alineados  con la Economía Verde, son prueba de ello. Y por supuesto, nuestra infraestructura científico-tecnológica, también”.

ESPECIALIZACIÓN Y VENTAJA COMPETITIVA

Durante el evento, también se ha profundizado en el potencial de la Bioeconomía en Extremadura y sus sinergias con la Estrategia de Especialización Inteligente. En este sentido, Navarro ha recordado que “cuando hace unos años Europa hizo un llamamiento a las regiones para la especialización inteligente, no tardamos en definir nuestros sectores estratégicos, totalmente conectados con los recursos naturales”.

Alonso, por su parte, ha manifestado que “las prioridades de especialización extremeña son nuestra gran ventaja competitiva, ya que la falta de industrialización, antes debilidad, es ahora fortaleza”.

Para Alonso, la intersección de bioeconomía y especialización debe permitirnos alcanzar un modelo económico que no solo minimice el impacto ambiental, sino que “sea capaz generar nuevos nichos de negocio, de emprendimiento, y por ende, de crecimiento social y económico”.

En el encuentro han participado numerosas empresas, y entidades como la Federación Europea de Biotecnología; el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria; la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas ; o el Centro para Desarrollo Tecnológico Industrial .

El encuentro ha contado, además, con la estrecha colaboración de la Universidad de Extremadura, el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), y FUNDECYT – Parque Científico y Tecnológico de Extremadura.

Los interesados en beneficiarse del Programa de Ayudas a la I+D+i puesto en marcha por el Ejecutivo regional, destinadas  a financiar  la  realización  de  proyectos  de  investigación  industrial  y  desarrollo  experimental  en las empresas y startups de la Comunidad Autónoma, ya se asesoran en el Parque Científico y Tecnológico de Extremadura

El Programa de Ayudas forma parte del el VI Plan Regional de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación, puesto en marcha por la Junta de Extremadura como un instrumento básico para la planificación, fomento, gestión y ejecución de la I+D+i y que, en su conjunto y con otras muchas actuaciones, cuenta con un presupuesto de 844 millones de euros para los próximos 4 años.

De hecho, el Ejecutivo ya ha autorizado el primer paquete de ayudas destinadas a la financiación de proyectos en las empresas de base tecnológica y startup con una dotación de 5.250.000 euros. Y es que este sexto Plan contará con productos financieros destinados a las empresas privadas por un valor total de 32 millones de euros, y líneas estratégicas enfocadas al fomento de la I+D+i en ámbitos como la agroalimentación, salud, energías renovables, turismo, tics, la economía verde y circular, la sociedad digital, humanidades y ciencias sociales.

Con su puesta en marcha, se pretende fortalecer el sistema de ciencia extremeña en su conjunto, centros tecnológicos, equipos de investigación y conectar la investigación a las empresas a través de un total de 66 medidas, distribuidas en cinco programas. Es destacable el esfuerzo económico que se realiza para subvencionar proyectos de I+D+i de las empresas, o contratos pre y posdoctorales con los que los investigadores tras estar dos años en centros extranjeros, retornarán y estarán un año en un centro extremeños para hacer la transferencia de conocimientos, el impulso de empresas tecnológicas y startups y la industria 4.0.

Según el plan, también se pondrá en marcha una bioincubadora de Cáceres y el proyecto de una incubadora en materia de bioeconomía y economía circular en Mérida.

PROGRAMA DE FORMACIÓN Y EMPLEO DE INNOVACIÓN Y TALENTO

Además de las ayudas a empresas, el Parque Científico y Tecnológico de Extremadura también asesora en el Plan de Empleo Joven diseñado de forma conjunta entre la Secretaría General de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Consejería de Economía e Infraestructuras, el Instituto de la Juventud de Extremadura, y la Secretaría General de Empleo de la Consejería de Educación y Empleo.

Se trata de un programa que, con 4,5 millones de presupuesto, no sólo pretende mejorar la inserción de jóvenes con formación universitaria o de FP Superior y Media, sino volver a poner en valor el talento joven y fomentar la cultura investigadora de las empresas extremeñas.

Además, el programa fomentará la contratación para desarrollar actuaciones de investigación e innovación en el sector empresarial, especialmente vinculadas al cambio de modelo productivo y la innovación en los sectores que también son objeto del Programa de Ayudas a las Empresas.

La Secretaría General de Ciencia, Tecnología e Innovación organiza el próximo 26 de septiembre en el Palacio de Congresos de Mérida,  a través de la Oficina para la Innovación y FUNDECYT-PCTEx, el primer  evento en la región dirigido a empresas, investigadores y organizaciones, centrado en la Bioeconomía como sector emergente y estratégico para el crecimiento sostenible

La inscripción, gratuita, ya se puede formalizar a través de la página web www.oficinaparalainnovacion.es hasta el próximo 25 de septiembre, espacio en el que también se puede consultar todo lo relativo al evento, como el programa o la localización, y encontrar información de interés relativa a la Bioeconomía.

Con la celebración del encuentro  se pretenden propiciar las relaciones necesarias para la transferencia efectiva de conocimiento e innovación a empresas, investigadores y organizaciones que son clave en la consecución de un modelo económico verde y sostenible.

Para ello, el evento contará con dos bloques diferenciados, uno centrado en el potencial de la Bioeconomía en Extremadura, y otro en  dar a conocer los instrumentos de financiación disponibles para abordar proyectos de I+D+i.

Así, los asistentes podrán familiarizarse con los objetivos marcados en el plan de acción recogido en la estrategias española y europea de Bieconomía, y con su incidencia en los sectores agroalimentario y forestal, así como la valorización de subproductos, aspectos clave en ambas estrategias y con alto potencial en la región.

El encuentro cuenta, además, con la estrecha colaboración del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), y del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

AYUDAS Y FINANCIACIÓN DE PROYECTOS

El I Encuentro Sectorial sobre Bioeconomía en Extremadura pretende incentivar la ejecución de proyectos en las empresas extremeñas que ayuden a conseguir un modelo de negocio mucho más eficiente y sostenible. Para ello, se expondrán casos de éxito reales por parte de empresas, así como las líneas de ayudas regionales y nacionales existentes para la financiación de este tipo de iniciativas.

Además, expertos procedentes de organismos como la Federación Europea de Biotecnología, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, o el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), entre otros, participarán en el evento para profundizar en el nuevo contexto de producción agroalimentaria en Extremadura y sus perspectivas de futuro, las nuevas tendencias en transformación de alimentos, o las oportunidades de la biomasa como fuente energética.

BIOECONOMÍA PARA EL CRECIMIENTO

El I Encuentro Sectorial sobre Bioeconomía en Extremadura es una apuesta para la consolidación de la Estrategia Extremadura 2030 y su acercamiento a la Estrategia Española Horizonte 2030, en la que ciencia, economía y sociedad se conjugan con los sectores agroalimentario y forestal, haciendo de la colaboración público-privada y la interacción reforzada entre el sistema extremeño, español e internacional de ciencia y tecnología, una apuesta por el crecimiento y un futuro sostenible.

El evento se celebra bajo la premisa de que la Bioeconomía debe ser, apoyada en la tecnología, la innovación y el conocimiento, un pilar esencial de la actividad económica de Extremadura, motivada, principalmente, por la necesidad de afrontar dos grandes retos  que comprometen el futuro no sólo de la región, sino del planeta, y que son responsabilidad de todos: producir alimentos saludables y suficientes para alimentar una población en continuo crecimiento, con sistemas productivos eficientes y sostenibles; y contribuir a paliar el cambio climático.

 

 

 

 

SUBIR

Extremadura es hoy más consciente que nunca de sus horizontes, de sus fortalezas y del camino que ha de recorrer para impulsar el progreso social y la competitividad económica. Porque es el conocimiento de nuestra realidad y nuestro territorio lo que nos permitirá garantizar no solo el crecimiento como sociedad, sino el que recibamos de Europa los Fondos Estructurales que necesitamos y se inviertan de la forma más provechosa posible para todos los extremeños y extremeñas. Y la Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente (RIS3) de Extremadura 2021-2027 es, sin ninguna duda, el instrumento para conseguirlo. Construir la Extremadura que queremos desde la identificación e interconexión de los recursos empresariales, científicos, tecnológicos, institucionales y sociales hace tiempo ya que dejó de ser un proyecto.

Los esfuerzos políticos que deben llevarnos hacia una Extremadura más competitiva e inteligente son ya una realidad. E inevitablemente, deben apoyarse en la ciencia, la tecnología y la investigación; en generar nuevas oportunidades para nuestras empresas y consolidar una verdadera transición industrial. Todo ello desde el respeto a nuestro entorno, la sostenibilidad, la integración y la digitalización, sin perder de vista nuestra identidad y tradiciones, la biodiversidad y nuestro patrimonio cultural y humano.

Extremadura se encuentra plenamente alineada con los objetivos específicos que Europa plantea a las regiones como condición favorecedora para recibir Fondos: desarrollar y mejorar nuestras capacidades de investigación e innovación y la asimilación de tecnologías avanzadas. Y aprovechar las ventajas de la digitalización para los ciudadanos, las empresas, las organizaciones de investigación y las administraciones públicas. Pero también para reforzar el crecimiento sostenible, la competitividad de la pyme y la creación de empleo, mejorar la conectividad digital y dar muestras de nuestra capacidad para especializarnos, transformando la industria y estimulando el emprendimiento.

Nuestra Estrategia de Especialización Inteligente es, en definitiva, la hoja de ruta para hacer de Extremadura una región productora de bienes y servicios de marca propia y alto valor añadido, capaz de competir en el mundo, y un lugar donde vivir y crecer profesional y personalmente. Es nuestra apuesta por concentrar políticas y recursos públicos en aquellas prioridades económicas, científicas y tecnológicas que nos permitan aprovechar nuestras ventajas competitivas y las oportunidades que nos brinda el entorno.

Porque si nos centramos en aquello en lo que somos realmente buenos llegaremos más rápido, más lejos, haciendo de la tecnología, la ciencia y el conocimiento avales de nuestro futuro.

Rafael España Santamaría
Consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital.
Junta de Extremadura